José Ramón Magarzo

Presidente de Altran España y Portugal

Delegar en empresas de servicios profesionales

| 0 Comentarios

Saber delegar y hacerlo en empresas de servicios profesionales mejora la rentabilidad, incrementa las capacidades de la empresa, motiva e ilusiona a los consultores en los que se delega y, sobre todo, es una inversión que  asegura el futuro.

runner-1544448_1280Sabiendo que la mayoría de los directivos estamos de acuerdo en que las empresas con niveles deficientes de delegación tienen un problema que afecta a la rentabilidad, a la mejora continua de capacidades globales, a la motivación de los profesionales y que todo esto empeora a lo largo del tiempo… ¿Por qué nos resulta tan difícil conseguir esos niveles de delegación que impacten positivamente sobre los problemas mencionados?

Las razones aparecen más visibles en años/ejercicios con escasez de “horas facturables” a clientes.

En estos momentos complicados, solemos complicarlos aún más empleando nuestro tiempo en trabajos que no nos corresponden y, sobre todo, que no nos ayudan a superar la escasez; si no, todo lo contrario.

Está muy claro que en estos momentos de “escasez” es cuando más necesitamos el trabajo comercial, el trabajo con los equipos para cuidar su motivación, el desarrollo de nuevos productos… y todo aquello ayude a revertir la situación. Claro que estas actividades no tienen un resultado inmediato pero si no las hacemos con más fuerza que en momentos de abundancia, si nos “refugiamos” en los clientes existentes sin necesidad estaremos, no sólo creando confusión sobre la rentabilidad de los clientes y afectando a la moral de los equipos, estaremos, sobre todo, comprometiendo el futuro al no hacer nada para revertir la situación.

qué podemos hacer para invertir esta tendencia a no delegar lo suficiente?

Los sistemas de gestión que consideran la rentabilidad de cada proyecto para valorar a sus directivos ayudan a cuidar los costes de cada proyecto y nos persuaden de cargar/usar inadecuadamente tiempo “caro” en proyectos que no lo precisan.

Creo, por tanto, que un buen sistema de costes es necesario para saber con precisión los esfuerzos que realizamos en los proyectos, en la dirección y formación de los equipos, en acción comercial, desarrollo de productos… y, en definitiva, de todos aquellos parámetros que nos interesa medir y valorar.

Los sistemas de gestión de nuestras empresas deben saber tener en cuenta en la valoración de los directivos cuánto tiempo y con qué resultados están desarrollando su trabajo de dirección/formación de los equipos. Existen cuestionarios que, siendo anónimos y pasados periódicamente a los consultores, nos dan información para valorar este parámetro.

empresas servicios profesionalesOtra práctica de gestión, en mi opinión esencial, para una eficiente y eficaz asignación de trabajos entre todos los miembros de la organización es tomarse muy en serio los presupuesto/programación de trabajos, no es una tarea  administrativa es, sin duda, una cuestión estratégica que nos debe asegurar la rentabilidad de los proyectos, la atención y motivación de  los equipos y por tanto su retención y la dedicación a los trabajos comerciales y de marketing.

Finalmente, comentar algunas otras acciones que pueden ayudar a frenar este problema endémico de la insuficiente delegación en  las empresas de servicios profesionales.

Encarecer las tarifas horarias de los directivos más “sénior” persuade de cargar horas a proyectos, salvo que éstas estén justificadas y, así, imputarlas a actividades del valor añadido adecuado.

Estas actividades del valor añadido que se espera de los socios/directores de alto nivel, en muchas de nuestras organizaciones debemos encontrarlas y definirlas, ya que no se vienen haciendo, y apoyar a nuestros socios y directivos  para que se formen/familiaricen con ellas y, así, poder desarrollarlas con garantías.

Estoy hablando de temas tales como trabajar en la eficiencia de los métodos de trabajo, elaboración de manuales de procedimientos para nuestros consultores, definición de capacidades y perfiles necesarios para los trabajos que realizamos para nuestros clientes…etc.

Para concluir, deciros que, en mi opinión, las empresas  de servicios profesionales que no se ocupan de mantener niveles de delegación adecuados, están en clara desventaja frente a las que sí lo hacen y, especialmente en tiempos de “vacas flacas”, estarán menos capacitadas para superar estas crisis.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


Pin It on Pinterest

Share This

¿Te parece interesante?

Puedes compartirlo en tus redes sociales