José Ramón Magarzo

Presidente de Altran España y Portugal

¿Se innova lo suficiente en España?

| 0 Comentarios

Hoy quiero compartir con vosotros mi visión sobre cómo está valorada la innovación en España. En las últimas entrevistas que me han realizado en diversos medios de comunicación, al hilo de la inauguración de Innsite, me han hecho esta pregunta en varias ocasiones, por ello, me ha parecido interesante trasmitiros mi sensación.

InnovacionVolviendo a la pregunta con la que comenzaba, la respuesta es no. Como sabéis, desde hace varios años presentamos el Índice de Innovación, con el objetivo de  evaluar la capacidad innovadora de los países europeos y determinar las recomendaciones óptimas con el fin de que mejoren sus potenciales de ciencia, tecnología e innovación.

El Índice del año 2015 sitúa a España en el puesto número 15 del ranking, después de ocupar durante dos años consecutivos el puesto 12, situándose por debajo de la media de la Unión Europea. En concreto, se ha producido una reducción del 11% en lo que se refiere a la inversión en I+D. Sin duda, estas cifras no son buenas.

A mí me gustaría seleccionar alguno de los motivos que, según mi opinión, son los causantes de estos resultados. En primer lugar, destaco que el sector privado no invierte lo que debería en I+D, principalmente, por el tamaño de las empresas. En España hay demasiadas compañías pequeñas y muy pocas grandes que tengan las posibilidades de invertir en I+D.

Por otro lado, considero que otro factor clave es la falta de conexión entre la universidad y la empresa, hay pocos graduados doctores trabajando en el sector privado. En España existe una falta de vocación científica y tecnológica relevante y cada vez hay más demanda de estos profesionales, que las empresas no vamos a poder cubrir en los próximos años.

Estas reflexiones nos llevan a concluir que los principales aspectos a mejorar en España son aumentar el número de nuevos graduados doctores, atrayendo y reteniendo el talento de esos titulados de alta capacidad de innovación, que, en muchas ocasiones, acaban innovando en otros países.  Asimismo, debe aumentar la proporción de investigadores en las empresas.

Sin embargo, también quiero añadir que es positivo que seamos conscientes de las debilidades, además, en los últimos años se ha avanzado bastante en la empresa privada, quizá estamos empezando a tener esa mentalidad innovadora tan necesaria, por eso, tenemos que seguir por ese camino, no tanto para invertir más en I+D, pero sí para atajar esos problemas endémicos y darle un empujón a aquello que lo requiera.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.



Pin It on Pinterest

Share This

¿Te parece interesante?

Puedes compartirlo en tus redes sociales