José Ramón Magarzo

Presidente de Altran España y Portugal

Foco en el individuo versus foco en el equipo, ¿pueden convivir estas dos filosofías en una misma empresa de servicios? (|||)

| 0 Comentarios

En este, mi tercer y último post sobre estas dos filosofías y formas de organizar empresas de servicios profesionales, voy a añadir las últimas diferencias, en este caso, relativas a las operaciones, que hacen que, en mi opinión, tengamos que optar por una de las dos filosofías, por uno de los dos modelos organizacionales.

servicios profesionales

También voy  a adelantar, más que mis conclusiones, que ya han ido apareciendo bastante claras, mi consideración sobre lo que, a mi entender, es una migración necesaria cuando las empresas de servicios profesionales alcanzan la dimensión y madurez que aconseja, quizás obliga a esta migración.

Empiezo por marcar las diferencias más significativas en operaciones:

  • Las llamadas “operating companies” (compañías que representan en un país a la marca global), son pequeñas/medianas en un modelo (individual)  y grandes en el colaborativo.
  •  El enfoque estratégico de la marca es más global en el modelo colaborativo y más local en el centrado en el individuo.
  • En el modelo individual, el ratio Junior/Senior es más bajo que en el colaborativo.
  • En el modelo individual, la variedad de trabajos que se aceptan y ejecutan es grande en la medida que el nivel de adaptación a las demandas de “pequeños mercados” también lo es. En cambio, en el modelo colaborativo, la oferta está mucho más definida y, por tanto, los proyectos que se aceptan y ejecutan no admiten generalmente más variedad que la propia de la oferta.
  • Por fin, en cuanto a los procedimientos utilizados en la realización de los proyectos, en el caso de las organizaciones maduras/colaborativas están muy definidos y son los que se usan primordialmente. En el modelo individual, la propia definición de la oferta, flexible y poco precisa, hace que los procedimientos también sean así.

Voy a concluir abundando en mi opinión sobre la incompatibilidad de los dos modelos bajo una misma cultura y dirección de la empresa, creo que la migración de la organización se debe abordar de forma decidida e inequívoca. La convivencia de los dos modelos debe ser transitoria y claramente explicitada, de tal forma, que la evolución, tanto de conceptos básicos como de sistemas de control y operaciones sea lo más rápida posible.

Esta convicción está basada en mi propia experiencia, he convivido con los dos modelos que  no califico como bueno o menos bueno,  sino como más o menos adecuados en función de la dimensión y madurez de las empresas de servicios profesionales.

Creo que ha quedado clara mi opinión sobre las dificultades de convivencia de los dos modelos bajo una misma dirección así como la idoneidad del modelo colaborativo en empresas de servicios profesionales a partir de una dimensión y madurez y, por fin, la importancia de, una vez decidido el cambio, abordar este proceso de forma rápida e inequívoca.

Pero también sabemos que, aún teniendo claro el destino y la ruta, a veces debemos saber esperar a que “vientos favorables” nos faciliten las cosas. Creo que es esencial que el equipo directivo esté, al menos, mayoritariamente convencido y comprometido con el cambio. En ocasiones,  toma  tiempo de “evangelización” conseguir este apoyo mayoritario sin el cual las posibilidades de éxito se reducen y el proceso puede dejar “jirones” en la organización difíciles de restañar.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.



Pin It on Pinterest

Share This

¿Te parece interesante?

Puedes compartirlo en tus redes sociales